Hablando con Inglés

ingles

Cuatro consejos para aprender inglés de forma autodidacta

Escrito por hablandoingles 23-01-2018 en ingles. Comentarios (0)

Según los últimos estudios realizados, más de la mitad de los españoles consideran que no tienen el nivel necesario para hablar y entender correctamente el inglés. Si estás en este caso, ¿por qué no aprendes inglés tú solo? Con motivación, cualquier cosa es posible. Te proponemos cuatro consejos que pueden ayudarte.

Traduce canciones inglesas y anímate a cantarlas

La mejor manera de aprender una lengua extranjera es hacerlo con un medio que aprecies. La traducción es una excelente manera de aprender vocabulario común, enriquecerlo y entender ciertas frases. Selecciona un álbum que te guste, ármatelo con un diccionario y traduce la letra tú mismo (es tentador ir a sitios web que traducen canciones. Pero en este caso no harás el trabajo de entender lo que cada palabra significa).

La ventaja de traducir las canciones es doble: además de aprender el idioma, ahora entenderás lo que dice tu cantante favorito. Y si te gusta tocar la melodía, no dudes en cantar las que has traducido: mejorará tu pronunciación.

Lee libros en inglés con un diccionario cerca

Bastante simple. Muchos libros se presentan en ediciones bilingües, o con un glosario al final, que puede ayudarle a entender las palabras más difíciles. Y si quieres abordar las novelas directamente en sus ediciones originales, ten en cuenta que hay libros en inglés que son lo suficientemente accesibles para un principiante. Algunos ejemplos: cuentos de Oscar Wilde o Mark Haddon. También puedes optar por la saga de Harry Potter.

Mira películas y series con subtítulos

Puede parecer obvio, pero vale la pena recordarlo. Ver su serie en la versión subtitulada original puede ayudarle a familiarizarse con el idioma. La práctica se está volviendo cada vez más democrática, especialmente con los seguidores de las series de streaming, ansiosos por ver el nuevo episodio de su serie favorita, el día después de su lanzamiento en Estados Unidos o Inglaterra.

Si no estás acostumbrado a ver películas en su versión original en el cine, también puedes probar el experimento. Si eres nuevo en subtítulos, puede que te cueste un poco al principio seguir los subtítulos, pero te acostumbrarás a ellos muy rápidamente. Y si ves muchas cosas con subtítulos, es posible que puedas pasar al siguiente paso y que aprendas ingles más rápido de lo "normal".

Mira series, películas o programas en versión original

El primer truco fue elegir las canciones que te gustaban y traducirlas. Aquí, es el mismo principio. Si quieres frotarte los hombros con el "lenguaje cotidiano" sin subtítulos (ya que acabarás llegando a él en la vida real), puedes ver las entrevistas de los artistas que te gustan.

Esto le permitirá enfrentarse con diferentes acentos, algo que te vendrá fantástico. Si te sientes en forma, también puedes empezar a ver películas sin sus subtítulos. Algunos son sorprendentemente fáciles de entender: no se dejen intimidar.

Y para terminar, te dejo con un vídeo de Youtube que te gustará:


¡Hasta la próxima! :)

Mantén una mentalidad positiva para aprender inglés

Escrito por hablandoingles 08-01-2018 en ingles. Comentarios (0)

¡Escuchar hablar en inglés puede ser muy duro! Permíteme compartir tres consejos para hacerlo mucho más fácil. Cuando se trata de hablar inglés, tienes que ser tu mayor apoyo. Si te entusiasmas con tu éxito futuro, progresar será mucho más fácil.

Tu mejora comienza con tu forma de pensar. Empieza por creer en ti mismo y en tu habilidad para hablar y entender inglés con fluidez. Aunque sea difícil al principio, esta mentalidad de "puedo hacer" te ayudará a seguir aprendiendo sobre la marcha.

Practica el idioma desde el minuto 0

Intenta y encuentra diferentes maneras de practicar tu inglés. No sólo leas en inglés… ¡háblalo y escúchalo! Estas acciones te mantendrán alerta y te abrirán la mente a muchas maneras diferentes de estudiar el idioma inglés. Es importante que dediques tiempo a desarrollar cada habilidad para que puedas estar cómodo en una variedad de situaciones.

Amplia tu vocabulario siempre que puedas

Es posible aprender otros temas mientras se aprende inglés. Desplegarte en diferentes áreas de entretenimiento construirá mejor tu vocabulario y desafiará tu memoria y comprensión. 

Elije materiales en inglés que te interesen. Además, elija materiales en inglés sobre temas que no esté familiarizado con ellos para que pueda ampliar su vocabulario.

Fíjate en la entonación de las palabras

Una gran parte del inglés hablado está usando la estructura correcta de la oración. En el idioma inglés, ponemos énfasis en diferentes sílabas y levantamos nuestras voces en lugares específicos de nuestras frases.

Concéntrate en las palabras que se digan con más énfasis para comprender la información más importante en un diálogo. Deja de tratar de entender cada palabra, porque es más importante mantener la conversación y comprender la idea principal.

¡Espero que te hayan gustado! Aunque son trucos de sobra conocidos, no son los típicos que se suelen dar. ¡Hasta la próxima!


4 consejos para hablar inglés con fluidez

Escrito por hablandoingles 22-12-2017 en ingles. Comentarios (0)

¿Cómo hablar inglés fluido? Dependiendo de tus habilidades lingüísticas personales puede llevarte mucho tiempo, pero sólo hay una forma de descubrirlo: Práctica y mucha paciencia.

En lo que respecta a la práctica, obviamente se vuelve mucho más difícil cuando vives en España y no tienes la oportunidad de hablar inglés diariamente.

Sin embargo, hay algunos instrumentos que pueden ayudar mucho. Algunas de estas sugerencias pueden parecer triviales pero, especialmente para aquellos que empiezan desde cero o casi, le vendrán bien.

Repite lo que escuches en voz alta (en inglés)

Cuando escuche una radio en inglés, intenta repetir en voz alta las frases que entiendas. Este es el primer paso para acostumbrar su propio "idioma" a decir frases en inglés.

De esta manera, te entrenas por tu cuenta antes de hablar con un hablante nativo de inglés y minimizas un obstáculo que de otro modo podría crear problemas cuando intentas hablar con otra persona.

Intenta hablar con un inglés nativo

Si conoces a un hablante nativo de inglés, es el momento de llamarle para practicar inglés.

Si no encuentras ningún hablante nativo de inglés que viva en tu ciudad, intenta buscar online. A través de los diferentes sitios de aprendizaje de idiomas puedes ponerte en contacto con muchas de estas personas, algunas de las cuales estarán interesadas en aprender español, como te comentaba más arriba.

Una vez que hayas ganado confianza con estas personas, invítalas a una reunión de Skype. Tendrás la oportunidad de pasar horas practicando con un hablante nativo que puede estar viviendo en el país donde está pensando en ir a vivir. Esto también te da la ventaja de poder buscar personas con un acento en particular y luego acostumbrarte a ese acento antes de llegar a tu destino.

Comete errores

El último consejo que daría, pero en mi opinión es el más importante, según mi experiencia, no es preocuparme por cometer errores, sino hablar sin parar. La mayoría de las personas con las que hables serán comprensivas y tratarán de ayudarte.


Espero que el artículo te ayude. ¡Ahora a practicar!

Sé humilde cuando aprendas inglés

Escrito por hablandoingles 06-11-2017 en ingles. Comentarios (0)

Desde mi punto de vista, se pueden definir varios estereotipos de personas español-hablantes que se enfrentan al desafío de aprender o mejorar su inglés. Entre todos ellos, hay uno que me parece bastante curioso y gracioso al mismo tiempo.

Yo estudié en la Universidad de Sevilla, la cual ofrece un servicio de cursos de idiomas a través de su “Instituto de idiomas”. En el caso del inglés, existen cuatro niveles distintos. Dichos niveles equivalen a los niveles A2, B1, B2 y C1 del marco común europeo, siendo C1 el nivel más avanzado.


Mucho antes de empezar a interesarme por mejorar mi inglés, conocí a una de las personas que, a la postre, más me ha ayudado a adquirir el nivel de fluencia de inglés que hoy poseo. Por aquella época mi amigo ya poseía un nivel bastante aceptable de inglés que le permitía entablar cualquier tipo de conversación en inglés con hablantes “no nativos” de inglés. Tenía un amor y pasión alucinante por el idioma. Siendo compañeros de piso, recuerdo como pasaba horas y horas leyendo un libro de letras de canciones de Bob Dylan mientras escuchaba sus canciones para intentar discernir las frases y entender los sonidos.

Mi amigo decidió apuntarse al tercer curso del instituto de idiomas de la Universidad de Sevilla, ya que debido al conocimiento que ya tenía de la lengua, consideraba que sería oportuno asistir a clases de nivel B2. Debido a algún tipo de papeleo erróneo, la universidad no le dejó matricularse a este nivel porque aún no había cursado los dos anteriores (A2 y B1). A pesar de ese revés, él decidió pagar las tasas y posteriormente asistió asiduamente a clases de nivel A2.

De vez en cuando le preguntaba qué tal le iban las clases de inglés, a lo que él me respondía que quizás era un nivel demasiado sencillo para el conocimiento que él ya tenía de la lengua, pero que disfrutaba mucho yendo a clase porque, a pesar de la simplicidad de las estructuras gramaticales que el profesor enseñaba, todos los días aprendía cosas nuevas, como nuevo vocabulario o nuevos sonidos. Estaba bastante entusiasmado con aprender nuevas pequeñas sutilezas del idioma.

Él y yo teníamos personas conocidas comunes que también habían iniciado ese mismo año el curso de nivel A2, el más sencillo. Pero a diferencia de él, habían dejado de asistir a clase a partir de la 5ª o 6ª clase, teniendo todos un nivel principiante de inglés. Algunos abandonaron las clases incluso antes. Como motivo de ese abandono ellos alegaban, de forma un tanto arrogante, que en las clases de ese nivel solo se daban los colores, los números, los días de la semana, los meses y el presente simple. Decían que para eso no iban a clase porque eran cosas que ya sabían. Qué las clases eran muy aburridas debido a que el profesor les trataba de enseñar cosas que ya habían dado con anterioridad en el colegio, instituto o academia.

Resultado usual debido a este tipo de actitud y enfoque:

  1. El 85 – 90 % de los españoles no saben decir correctamente los números del uno al veinte en inglés. Ni siquiera hasta veinte.
  2. El 95 – 99 % de los españoles no domina el presente simple en inglés en toda su extensión. Ni siquiera el presente simple. Si, lo han leído bien, ni siquiera el PRESENTE SIMPLE.

Estos son solo dos ejemplos de la larga lista que podría haber escrito. Así que, si te encuentras en una situación parecida, recuerda que siempre en esto de los idiomas, siempre puedes aprender algo nuevo. ¡Suerte!

7 trucos para aprender inglés más rápido

Escrito por hablandoingles 14-09-2017 en ingles. Comentarios (0)

El inglés es un idioma divertido de aprender, y aunque se considera un idioma accesible y relativamente fácil de aprender, con 750.000 palabras y una ortografía que puede despistar hasta al estudiante más hábil, el aprendizaje rápido del inglés puede parecer imposible. Pero estoy aquí para decirte que no lo es, siempre y cuando tengas la estrategia correcta.


Te dejo con estos 7 consejos sobre cómo aprender inglés más rápido como punto de partida y dominarás este maravilloso idioma en muy poco tiempo!

Lee todo lo que puedas

Literatura clásica, libros de bolsillo, periódicos, sitios web, correos electrónicos, tu feed de medios sociales, cajas de cereales: si está en inglés, léelo. ¿Por qué? Bueno, este contenido estará lleno de nuevo vocabulario jugoso, así como una gran parte que ya sabes. Esto te ayudará a mejorar rápidamente, ya que la exposición al vocabulario aprendido te dará nuevos ejemplos de contexto, reforzando así­ las palabras en tu mente. Por otro lado, aprender nuevas palabras y expresiones es esencial para construir su arsenal de vocabulario, particularmente en un idioma como el inglés con tantas palabras! 

Tomar nota del vocabulario nuevo

Este consejo es clásico por una buena razón: ¡funciona! Cuando aprendemos, a menudo disfrutamos tanto de una nueva palabra de frase que olvidarla nos parece imposible. Pero créenos, no todo se queda en la primera vez. Para luchar contra esto, acostúmbrate a llevar contigo un cuaderno de notas o a usar una herramienta como Evernote. Siempre que oigas o leas una nueva palabra o expresión, escríbela en contexto: es decir, en una oración y con su significado anotado. Esto te ahorra tiempo, ya que no volverás a esa palabra y te preguntarás:"¿Qué significó esa palabra/expresión otra vez?"

Habla con toda la gente que puedas

¿Para qué sirve un idioma si no es para comunicarse? Claro, los humanos nos hemos convertido en expertos en comunicarnos sin abrir la boca, pero cuando se trata de aprender, es cierto que hablar un idioma ayuda a que se te pegue en la cabeza mucho mejor que sólo leerlo o escribirlo. Piensa en cuántas veces has escuchado a la gente decir que "entienden, pero no pueden hablar inglés". Muchos de los que pretenden hablar inglés, no hacen lo que deberían y ellos mismos se han convertido en una enorme barrera insuperable que sólo sirve para disuadirlos. No seas así. Busca hablantes nativos para un intercambio informal de idiomas: inscríbete a un curso o da clases online.

Suscríbete a podcasts o a canales de Youtube en inglés

¿Como el humor? ¿Política? ¿Blogging? ¿Cocinar? Con temas que cubren todos los intereses imaginables, hay un podcast o canal de Youtube en inglés para ti. Suscríbete a unos cuantos y escucha mientras conduces, vas a la escuela o al trabajo

Al principio, puede que encuentre los acentos nativos difíciles, pero no se detenga y pronto empezará a entender lo que oye (¡además de aprender mucho vocabulario nuevo de un hablante nativo!).

Viaja al extranjero

No hay una mejor manera de aprender inglés que estar inmerso en él mientras vivimos y estudiamos en un país de habla inglesa, ¡nos encantaría saberlo! No es ningún secreto que el inglés es la lengua más hablada del mundo, y con una larga lista de países entre los que elegir, usted puede seleccionar su entorno de aprendizaje ideal en función del hemisferio, el clima o su ciudad favorita. Piense en Australia, Nueva Zelanda, el Reino Unido, Estados Unidos, Canadá y Sudáfrica por nombrar algunos!

Usa a tus amigos

¿Tienes amigos que publican en inglés? No los pase por alto en su fuente de noticias: escanee los elementos que comparten y comprométase a explorar uno o dos cada día. Pueden ser noticias o artículos de revistas, videos, charlas, comentarios en blogs, canciones o cualquier otra cosa: si está en inglés y el tema le interesa, ¡le va a ser útil!

Haz siempre todas las preguntas que sean necesarias

La curiosidad puede haber matado al gato, pero también ha impulsado al aprendiz del idioma a poder hablar fluidez. A medida que aprendes inglés, te surgirán un montón de preguntas. No te quedes con las dudas... ¡sé curioso y resuelvelas! Si estás matriculado en un curso, pregúntale a tu profesor (es para lo que están allí, después de todo). Pero si está aprendiendo solo, no se preocupe: busque respuestas en blogs o sitios web de idiomas, pregunte a otros estudiantes o lea a través de foros. ¡Te alegrarás de haberlo hecho!


¡Ahora ya sabes algunos trucos para aprender más rápido! Por otro lado, si estás aquí, lo más probable es que te interese este post donde hablo de los mejores cursos de inglés gratis.

¡Suerte!