Hablando con Inglés

Sé humilde cuando aprendas inglés

Desde mi punto de vista, se pueden definir varios estereotipos de personas español-hablantes que se enfrentan al desafío de aprender o mejorar su inglés. Entre todos ellos, hay uno que me parece bastante curioso y gracioso al mismo tiempo.

Yo estudié en la Universidad de Sevilla, la cual ofrece un servicio de cursos de idiomas a través de su “Instituto de idiomas”. En el caso del inglés, existen cuatro niveles distintos. Dichos niveles equivalen a los niveles A2, B1, B2 y C1 del marco común europeo, siendo C1 el nivel más avanzado.


Mucho antes de empezar a interesarme por mejorar mi inglés, conocí a una de las personas que, a la postre, más me ha ayudado a adquirir el nivel de fluencia de inglés que hoy poseo. Por aquella época mi amigo ya poseía un nivel bastante aceptable de inglés que le permitía entablar cualquier tipo de conversación en inglés con hablantes “no nativos” de inglés. Tenía un amor y pasión alucinante por el idioma. Siendo compañeros de piso, recuerdo como pasaba horas y horas leyendo un libro de letras de canciones de Bob Dylan mientras escuchaba sus canciones para intentar discernir las frases y entender los sonidos.

Mi amigo decidió apuntarse al tercer curso del instituto de idiomas de la Universidad de Sevilla, ya que debido al conocimiento que ya tenía de la lengua, consideraba que sería oportuno asistir a clases de nivel B2. Debido a algún tipo de papeleo erróneo, la universidad no le dejó matricularse a este nivel porque aún no había cursado los dos anteriores (A2 y B1). A pesar de ese revés, él decidió pagar las tasas y posteriormente asistió asiduamente a clases de nivel A2.

De vez en cuando le preguntaba qué tal le iban las clases de inglés, a lo que él me respondía que quizás era un nivel demasiado sencillo para el conocimiento que él ya tenía de la lengua, pero que disfrutaba mucho yendo a clase porque, a pesar de la simplicidad de las estructuras gramaticales que el profesor enseñaba, todos los días aprendía cosas nuevas, como nuevo vocabulario o nuevos sonidos. Estaba bastante entusiasmado con aprender nuevas pequeñas sutilezas del idioma.

Él y yo teníamos personas conocidas comunes que también habían iniciado ese mismo año el curso de nivel A2, el más sencillo. Pero a diferencia de él, habían dejado de asistir a clase a partir de la 5ª o 6ª clase, teniendo todos un nivel principiante de inglés. Algunos abandonaron las clases incluso antes. Como motivo de ese abandono ellos alegaban, de forma un tanto arrogante, que en las clases de ese nivel solo se daban los colores, los números, los días de la semana, los meses y el presente simple. Decían que para eso no iban a clase porque eran cosas que ya sabían. Qué las clases eran muy aburridas debido a que el profesor les trataba de enseñar cosas que ya habían dado con anterioridad en el colegio, instituto o academia.

Resultado usual debido a este tipo de actitud y enfoque:

  1. El 85 – 90 % de los españoles no saben decir correctamente los números del uno al veinte en inglés. Ni siquiera hasta veinte.
  2. El 95 – 99 % de los españoles no domina el presente simple en inglés en toda su extensión. Ni siquiera el presente simple. Si, lo han leído bien, ni siquiera el PRESENTE SIMPLE.

Estos son solo dos ejemplos de la larga lista que podría haber escrito. Así que, si te encuentras en una situación parecida, recuerda que siempre en esto de los idiomas, siempre puedes aprender algo nuevo. ¡Suerte!

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: